miércoles, 18 de enero de 2012

CULPALO A ÉL





No hay tiempo...
ha caído la tarde cubriendo mi cabeza,
con su velo gris el horizonte desfallece
entretanto a lo lejos veo su figura gibosa por la pena
andando a paso lento alejarse como el céfiro.

Su figura ha quedado grabada para siempre en mi retina
y esa mirada de reproche que como espina me perfora el alma
me señala el corazón y su lengua
me imputa el crimen de traición.

Vi su despertar sobre la sombra
y de una ojeada me lanzó lenguetas de fuego
sentí su odio golpear sobre mi rostro
y el hielo entumecer mi alma.

No me culpes a mi
culpalo a él
por predicar la filantrópia
él me conquistó primero.

...que diera yo por comenzar otra vez
por qué si volviera a nacer te juro amigo
que le amaría  de nuevo.

Y hacer de nuestras almas nuestra historia
eslabonando nuestros nombres
¿pero...que cosas digo?
pienso...que aún te quiero
pero amarte es imposible
por que a él le entregué mi corazón primero.

Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata.

SUEÑO CONSUMADO

.



Alguna vez soñandome en tus brazos
sentí el fuego de la pasión arder en mis entrañas
creyendo que solamente era un producto de la imaginación,
y al verte inmovil contemplándome disimuladamente
me dí cuenta amor que ese bello sueño
se había hecho realidad entre tus brazos.

Al momento sentí el calor de tu cuerpo rozar el mio
y fuiste deslizando tu mano lentamente sobre mi talle
ahogada de placer y en gemidos correspondí a tus caricias.

Quimeras que inventé algunas noches lejos de tí
prendieron el fuego de la hoguera.

Y ahora juntos haciendo piruetas al destino
inventando locuras desmedidas
como tocar tus pestañas con mis labios,
abrazarme a ti aún estando ausente
y amor...
hacer el amor aun en la distancia
es cosa de dos locos enamorados.

Pero tú y yo
hemos inventado hacer el amor aun estando dormidos.

Y no es solo deseo consumado,
no, es bailar los dos al compás de la esperanza
es oler tu piel de niño y saberte mio
es guardar en tu mirada mi melancolía y despertar
y contemplar juntos el sol brillante de la ilusión
y ver que nuestro sueño a sido consumado.

Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata

PINTA UNA SONRISA PEREGRINO




Se enreda una lágrima en mi pestaña
al ver su mueca dibujada en lugar de una sonrisa
y surge de pronto la pregunta al ver el sufrimiento estampado en su pequeño rostro
cuando apenas asoma a la vida

Misteriosa es la vida  e implacable cuando un niño tiene hambre
más nunca se grita a los cuatro vientos
¿para que?
si solo con verle su diminuto rostro 
podemos comprobar la pobreza en que vive  el niño de la calle.

Indiferencia clama la conciencia al verle pasar junto a nosotros
y forzamos la sonrisa aunque nos duela 
volteando nuestro rostro hacia otro lado
al reconocer que solos jamás podriámos luchar contra ese mounstruo.

Lo vive México y los paises hermanos
lo vemos publicado en los periodicos
mientras se levantan monumentos a  hombres ilustres
que solo vivieron para acumular riquezas
más nunca por caridad sus ganancias compartieron
dibujando tan solo una sonrisa en la carita del niño de la calle
por que nunca les dijeron que en esta vida somos tan solo peregrinos
de paso vamos y nada nos llevamos.


Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata

NUESTRO AMOR ES TESTIGO


Anoche mientras la luz de la luna hacia piruetas en tu almohada
y yo te contemplaba embelezada,
pensando en una y mil cosas tarareaba la última canción
que juntos escuchamos aquella tibia tarde de verano.

Así, fui sumiéndome en el silencio
mientras mis manos te buscaban lentamente bajo las blancas sábanas
al momento que una ráfaga de viento se colaba por la ventana y,
tejiendo quimeras me quedé dormida.

De pronto sentí tus labios tocar los mios,
abrí los ojos y me ví reflejada en tus pupílas
y la rafaga de viento acariciaba nuestros rostros enamorados y somnolientos,
fue en ese momento que me tomaste entre tus brazos con tanta ternura que se estremeció mi alma.

Sin dejar de sonreír nuestros cuerpos se juntaron sintiendo la tibieza de nuestras pieles
fue entonces que tuve la  sensación de querer permanecer para siempre atada a ti
saboreando cada parte de tu cuerpo
diciendo a la par lo mucho que nos amábamos.

Verano melodioso en que dos enamorados 
hacen voto al más puro sentimiento
al conocer casi al final de sus caminos
el verdadero amor.

Afuera se escuchaba el delicioso trino de las aves
quienes revoloteaban sobre las copas de los árboles,
y a lo lejos la cima de las montaña arañaba el nuevo día
dando paso al perfume matinal
que como cascada guardaba los sueños de muchos más enamorados refugiados por ahí.

En lo que él y yo...
gozábamos de nuestro amor abrazando el tiempo 
que estaba por caer sobre nuestras cienes 
perfumando minuto a minuto nuestro sueño.

Más allá de la vida
más allá de todo aún hasta de lo imposible
sólo los dos
sin más testigos que nuestro gran amor.

Autoría : Ma Gloria Carreón Zapata



MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...