viernes, 28 de diciembre de 2012

FUSIÒN TOTAL

 
 
 
La noche vestía de gala y danzaban las estrellas
en lo que una ráfaga de cálido viento se colaba por mi antigua cristalera,
mi cuerpo ansiaba en esos momentos tu cuerpo,
cerré mis ojos y comencé a vivir el momento.

El amor en lo profundo de mi ser reclamaba tu presencia,
soñé que en tus brazos yo me abrigaba
ceñido a mi cintura me hiciste tuya para toda la vida
y tu boca pronunciaba murmurando lo mucho que me amabas,
y yo te contestaba.
"Te amo, sin ti la vida me parece nada".

Y el aliento se mecía en nuestras desnudas bocas
en lo que nuestras voces se elevaban en una nube hacia los aires,
tocando el azul celeste de los inmensos cielos,
de pronto... sentí mi rostro humedecido.

Eran pequeñas gotas de cristal que recorrían mi cara sin cesar
mientras yo soñaba con un poquito de felicidad,
esa que la savia me negaba y en sueños yo le arrebataba,
es por eso que te quiero tanto,
es entonces que valoro la inmensidad de nuestro amor
es en tanto que te digo ahora amor
que eres el tesoro más valioso que la vida me ha brindado.

¿Qué más puedo pedir?
si a tu lado lo he tenido todo a manos llenas amado mío,
centella que iluminas mi camino
ahuyentas con tu amor
el ceño que me cubrió en fechas desconocidas
transformando de luz mi alma atormentada por el frío
espejo de luz de mi sombría existencia.

Hoy en tu ser inspiro el Pegaso alado de mis tristes versos
peregrino de mis sueños
 mi pasión desenfrenada,
en ti descansa el dolor de viejos tiempos
recordando el redondel de nuestros aprisionados besos
que conjugando un te amo en el presente
caminamos triturando en nuestras bocas
la palabra amor saboreando
 la alquimia de nuestros cuerpos sorbo a sorbo.

Autora: Ma Gloria Carreòn Zapata

Fotografías Ma Gloria Carreón Zapata
y Miguel Valdés, en imikimi.

viernes, 21 de diciembre de 2012

NO ES QUE LLORE TU PARTIDA NO, LLORO AL TIEMPO QUE PERDÍ CONTIGO

Se me fue la vida de las manos
tejiendo quimeras y olvidos,
dejé pasar al verdadero amor de mi vida
jugando a la pasión desmedida.

Mientas el viento silbaba a mi oído
yo me soñaba en un lecho de sueños contigo
en lo que tu tejías, odios, celos y extravíos.

 Relegando mis sentimientos,
 desatendiendo mi cariño
 corriendo tras el régimen
 de tu execrable mal gobierno.

 No es que llore tu partida no,
lloro mi tiempo perdido,
causante fuiste de mi infortunio,
marrullero de corazón corrompido.

 Hoy solo quiero que sepas
 que así como te amé en algún tiempo
 y aunque lloré tu silencio así,
 corazón hueco,
 amaré de nuevo algún día,
 porque aún no he perdido la fe
 y sigo creyendo en el amor esa,
 es mi mayor ideología.

   Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata.
Imagen tomada de Internet.

ALMA VACÍA

Era un dulce mirar una inventiva,
un espejo sus ojos que al reflejarme sonreían,
un desearlos cada que a mi lado no los tenía
saboreando sus labios de miel dulce sinfonía
 haciendo acorde a la más fina melodía.

 Un soñar despiertos cada día,
 ir de la mano derribando los obstáculos
que la vida nos ponía,
gozando de nuestras fantasías,
sin darnos cuenta que el amor moría.

Castañear de frías soledades,
dejó en mi alma aquel amor tardío
que sin darme cuenta
 se adueño del triste corazón mío
 y un tumulto de inquietudes
 heredó por siempre aquel
que a diario decía que me quería.

Y en mi boca dejó el sabor amargo
que tiene gemido de dolor
 y voló cual gorrión aburrido
 más mi corazón que lo amó por siempre
 aún sigue abatido, calentando nuestro nido.

Autora: Ma Gloria Carreón Zapata.

LA RANA DE LA COMARCA...(Literatura Infantil)

(Tarija, 1921 - 1963) Poeta y periodista boliviano. Figura destacada de la prensa boliviana del siglo XX, se distinguió sobre todo por su dedicación a la literatura infantil y juvenil, tanto en sus escritos en verso como en sus prosas de ficción. Reunió sus mejores narraciones breves en Cuentos infantiles (1955) y Cuentos Chapacos (1963). Entre su producción poética destacan Bajo el sol de Tarija (1947), Cien poemas para niños (1955) y El circo de papel (1970). Diversos compositores han puesto música a varios de sus poemas. Las inquietudes sociales del autor y su empeño en plasmar las costumbres y formas de vida del país caracterizan su obra.
La Rana De La Comarca.- (Literatura Infantil) Participando en la antología Mil Poemas al Poeta y periodista Boliviano Óscar Alfaro.

En la charca de la comarca reina la paz y la armonía
dos sapos, sapones ojizarco enamoran a la dulce Estefanía,
la rana coqueta cada que los veía llegar
al momento se ponía a cantar
glo glo glo ella quería ir al altar.

 Cuando las lluvias cubrían la zona
 ella remaba en su grande lona
hablaba idiomas la solterona
 era elegante y muy criticona.

 Y a sus amigas impresionaba
cuando de libros ella charlaba,
 del uno al siete ella contaba
y el ojo bizco también volteaba.

Un gran ministro rubio y francés,
un sapo gordo de ajuar ingles
 al verla a ella se enamoró
 y en su reina la convirtió.

 Salta en la aldea la algarabía
cuando el sol les alegra el día,
 bajo las aguas gran alborozo
que hasta lo sapos bailan de gozo.


 Autora: Ma Gloria Carreón Zapata.
 Imágenes tomadas de Internet al igual que la biografía del gran Poeta Boliviano.

DESALIENTO

Hoy tu voz se ha quebrado al nombrarme,
aquella melodía que danzaba en mis oídos se detuvo.
Sentí tu voz temblar de melancolía,
y tu mirada ya no era la mía.


Sentí un escalofrío recorrer mi cuerpo,
aquel amor que te tuve temblaba en mis adentros
 tambaleándose de frío de ausencia comprimida,
 y un tumulto de dudas cabalgaban sobre el viento.

 La soledad se cobijó de llanto,
 en lo que la tristeza se ataviaba de desaliento.
¿Dónde quedaron los sueños del ayer,
 dónde, dónde se refugió la esperanza?.


Quizá un día no muy lejano mi alma vuelva a sonreír,
tal vez en un espacio de tiempo
 mi corazón vuelva a renacer.

Más sin embargo sé
que alguna vez me amaste con ese amor tan grande
que solo conocen los amantes,
quizá nos amamos,
quizá solo fuimos dos juguetes más
del despiadado destino.

Autora: Ma Gloria Carreón Zapata. Imagen tomada de Internet.

MAÑANA

Mañana cuando te hayas ido.
¿Quién me leerá los versos que escribí contigo,
quién como yo te amará con tanto amor reprimido
quién suplicará buscándote y preguntando al viento
 a donde te has ido?.

 ¿En donde esta aquel poeta
 que susurraba palabras de amor a mi oído
donde el que me enamoraba con cada verso que me dedicaba?.

  Y cantaran las aves melodiosas queriendo animar mis días
 más no lo conseguirán
 por que tú ya no estarás conmigo,
y el astro rey me envolverá en su luz
 queriendo abrigar mi corazón
 menos aún lo obtendrá por que tú
 me habrás echado al olvido.

Y en las noches de crudo invierno
el manto azul alumbrara mi testa
más la nevisca
habrá congelado mi alma para siempre.

Ya mis ojos vacíos de tanto llanto
cerrados descansaran en el camposanto.
 Pero yo que te ame con ilusión
y mi diario esta repleto de ti,
esta vez me voy para siempre
 dejándote mis versos de amor
para que sientas la flecha de mi decepción
atravesar de forma llana tu necio corazón.

Autora: Ma Gloria Carreón Zapata.
 imagen tomada de Internet.

LA ARAÑA TEJEDORA... (Literatura Infantil)

Esta era una araña que tejía con maña, hilaba los sueños de todos los niños, alucinaba con verlos crecer y proveerles un buen amanecer. Tejía caramelos donde las abejas cristalizaban su miel en carretes, bordaba galletas de azúcar morena y untaba manteca entrelazando la rueca. La vida tejía sobre una montaña donde el arcoíris era una madeja de finos colores que le regalaba en lo que ella hilaba una moraleja. Sonrisas sin llanto la araña tejía ojitos pizpiretas de niños traviesos un mundo de sueños profundos urdía para ellos ella vivía hilando su telaraña. Autora: Ma Gloria Carreòn Zapata imagen tomada de Internet.

SUEÑOS DE SOSIEGO

Te busco incansablemente en la oscuridad de las tinieblas avizorando el tiempo que sin rumbo fijo pasa sin detenerse marcando en mi rostro los surcos de las penas que carecen de esperanza en lo que sigo presa de mi anhelo casi incumplido. ¿A donde estas, en que lugar del mundo tu te escondes? dejando atrás abriles y pasadas primaveras añorando conocerte y solo veo los rostros de la gente falta de discernimiento, de amor hacia su prójimo ambicionando acumular fortunas, recogiendo los despojos de la guerra que aniquila al débil desamparado. Deambulo con mi mirada perdida en mis propios sueños utopía que tal parece me evita o me huye, veo los rostros de los niños clamando por tenerte como si fueras el juguete que anhelaron siempre. Quimera, solo eso fuiste por que solo exististe en mi intelecto en lo que todos nos aferramos por tenerte y tú has huido para siempre dejando soledad y muerte en un país en que el fuerte es quien prevalece. Sueños de sosiego que se han perdido detrás de la niebla tenebrosa. Autora: Ma Gloria Carreón Zapata. Imagen tomada de Internet.

DIME LO QUE ES AMAR

Noche que me persigues,
¿Con que afán buscas mi derrota
 por que cuando sueño con el azul
me arrastras hacia lo recóndito del abismo?.

Tenebroso destino que te empeñas en perseguirme,
cuando mi vida era un cielo cristalino
 hoy una realidad nebulosa, densa y oscura
como báratro que se adueñó de mis entrañas.

Me mostraste un paraíso celestial divino,
hoy solo un manantial mortífero venenoso
despiadado potro brioso y arrogante.

Me muestras la victoria,
 a la vez que me regalas como cetro la derrota
espejismo fue mi vida y al despertar...
me he bebido hasta la última copa de la tristeza.

 Háblame del río, del mar.
¿Dime entonces lo que es amar,
dime cuando dejó de sonar
el ruido que hacían
cuando perdieron su tono argentino?.

¿Dime por que ahora sus aguas son tan turbulentas
 por que me has hecho soñar con paisajes verdes y floridos
y ahora me dejas piramizar?.

 Hoy mi alma arde a causa del dolor
 girando sobre mi rostro solemne
 el llanto como manantial
se ha postrado sobre la tierra
presagio de sueños de un amor tardío,
que duró lo que un suspiro, nada,
un amar solamente sin ser amada.

Autora: Ma Gloria Carreón Zapata
Imagen tomada de Internet.

EL AMOR ES...

Se fue como se va la tarde que va cayendo poco a poco,
y mi trepidante alma lo presintió,
solo esperaba pronunciar el triste adiós
más no hubo tal,
solo el eco desgarrador del silencio se dejo escuchar.

  Así lo presentí desde hace lunas atrás
 pero el amor me cegó,
 no quise ver ni darme cuenta
 como el amor se escabullía tras el viento.

Ahora después de tanto,
el alma llora sin poder retroceder
él se quitó de pronto la soga que le asfixiaba
cuando para conquistarme él mismo se la ató.

Suplicando ser mi siervo,
repitiendo que por siempre me amaría
 hasta aun más allá de la misma vida
 palabras solo palabras que se evaporaron
 de prisa tras el helado céfiro.

 Pobre ilusa que creyó un día haber alcanzado
 lo más alto del empíreo celestial divino
entregándose con amor desenfrenado
 elevando con celsitud su humilde mirada
 y no era más que un grumo de arena
 que quiso retener al amor en un poema
 escribiéndole los versos con infinito furor.

 El amor es como las aves que cantan
 gorjean y charlan,
 es como el viento que a su paso inspira el alma del poeta
es como el mar
 que vive embelesado de la luna,
el amor es como una luz que resplandece
 hasta lo más recóndito de las entrañas.

Pero solo es peregrino que va de paso
y de lejos solo vemos
como se va convirtiendo en una diminuta luz
que se aleja y se pierde en la distancia
convirtiéndose en oscuridad
tan negra como la misma noche
dejando el alma muerta
 de quien le abraza
 con la esperanza de retenerle para siempre.

¿A donde ira el amor, a donde tu corazón?
Seguro tal vez a poblar nuevos cielos,
quizá a teñir nuevos horizontes
y por ultimo...
probablemente a elevar nuevamente el vuelo.


 Autora: Ma Gloria carreón Zapata.

AQUEL JARDÍN

Se detuvo el tiempo en mi rostro, tejiendo remembranzas de aquellas noches vacías que galopaban sobre las tinieblas esperando el momento en que tú, voltearas y te dieras cuenta de lo mucho que yo te necesitaba. Más sin embargo seguías empeñado en reformar el mundo sacrificando nuestros sueños, nuestro amor que no supe en que momento huyó de nuestro lado. Haciendo caso omiso cabalgaste por otra senda deteniéndote a contemplar otros jardines que quizá reverdecieron en tu savia mientras aquel jardín que por algún tiempo dejaste de regar se marchitaba poco a poco y el polen de sus flores quedó esparcido logrando germinar por otros suelos. Hoy han nacido nuevos brotes, nuevas rosas más aquella que cultivaste, la que tanto amaste, se ha secado y sus pétalos han formado un grueso separador de aquel mi nuevo poemario. Aurora: Ma Gloria Carreón Zapata.

viernes, 7 de diciembre de 2012

!!! BASTA DE GUERRAS, VAMOS HERMANOS TODOS UNIDOS POR UN MUNDO DONDE REINE LA PAZ!!!

· El Eterno desde arriba vio la tierra destruida vio sangre, muerte y odio por la tierra derramados... -¿En que he fallado se preguntó? ...-si cree todo perfecto, puse pasto sobre la tierra para evitar enfermedades, evité comieran sangre por que sabía que enfermarían y morirían, les di alimentos sanos y ellos prefirieron comer despojos de animales y ahora ellos mismos se están exterminando...- ¿Qué pasa sobre la tierra que se han perdido a si mismos sin darse cuenta que su paso por la vida es como un suspiro, atesoran riquezas materiales por montones, ignorando las necesidades de su hermano, van por la vida destruyendo lo que a su paso, sus ojos contemplan indiferentes y yo que en vano le puse corazón. ...-No aprendieron nada de su hermano el mono, que sabe dar la vida por sus cachorros, ellos sin embargo asesinan y matan para conservar el ego, un ego malsano que los va destruyendo poco a poco, y ellos ciegos no saben que dentro de poco este sistema de cosas perecerá y nada de lo que ambicionan guardaran para si, así como han llegado así mismo partirán, solo la tierra arriba de sus féretros es lo que cargarán, y serán presas de gusanos que sus cuerpos consumirán...- ¿entonces por que se afanan en hacer el mal?- ...-¿por que no luchan por su alma al fin a tiempo están de corregir errores que los lleve al final a la vida Eterna que Dios promete para la humanidad?. Veo las aves que cruzan por los cielos trinando alabando a su creador, miro los campos reverdecidos dando gloria a Dios y las flores ataviada mente coloridas aleluya gritan al Señor. En lo que los humanos nos ahogamos en lamentos gimiendo nuestra frustración. Dadle gracias al eterno por la vida que te dio, ponle a prueba y cuenta te darás, que su gloria es infinita y a su lado no hay dolor, solo gozo y esperanza en una resurrección, esperando su venida para empaparnos de su amor. Soberano Rey de Reyes grande eres mi creador, bendice mi Dios a un mundo que busca y no alcanza caminos.

Autora: Ma Gloria Carreón Zapata.

REMEMBRANZAS A LA ORILLA DEL MAR ·

·




Tal vez en este momento
tú como yo estés pensando en mi,
recordando la tarde en que la vida nos puso frente a frente
me tomaste de la mano y junto a mi deambulaste,
guiando mis pasos hacia la felicidad.
 
El tiempo inexorable que todo lo arrastra
nos llevó al final por caminos opuestos,
tú, filibustero y loco que siempre soñaste con un régimen mejor
yo, soñadora y romántica en mi lecho de rosas
trataba de guiarte en el arte del amor.
 
Ni cuenta me daba que la vida cesaba según tú,
 y seguí tejiendo sueños sin voltear atrás,
con palabras dulces te llevé a la cima
 tratando de conquistar
ese nuestro gran sueño de amor.
 
Cuando me decías...
 vida mía mi alma gemela eres tú,
 te quiero, te amo mi niña,
 todos mis sueños los complementas tú,
 y yo en un lecho de rosas me sentí
 ese día en que sin darme cuenta
 solo tejías la trampa mortal.

Al paso del tiempo nuestro amor cesaba,
porque todo cansa hasta la felicidad,
se murió el amor,
 se muere la vida,
 así lo dijiste esa tarde gris
 y ahora en las noches de luna sin luz
 sola te recuerdo a la orilla del mar azul.

  Autora: Ma Gloria Carreón Zapata 
Imagen tomada de Internet.
Biografía de: Ma. Gloria Carreón Zapata (Para quienes no me conocen).



Nací en el Municipio de Mier y Noriega, Cerros Blancos Estado de Nuevo León en 1962. Cursé mis estudios básicos en la Ciudad de Piedras Negras Coahuila. Humilde, altruista de gran corazón Revolucionario, enemiga de las injusticias hacia los que menos tienen. El sueño más grande de mi vida fue terminar la carrera de leyes, misma que se vio truncada por la grave enfermedad de mi Padre, y los problemas económicos que atenazaron a mi familia. estudié enfermería y comercio en el Colegio Hispanoamericano del mismo Estado. ( no habiendo más opción) Más nunca descarté la idea de un día no muy lejano ver realizado mi más grande sueño. Mis Padres: Saturnino Carreón Solís y W aldina Zapata Hernández ambos mexicanos. Soy la mayor de siete hermanos los cuales recibimos de herencia, la mejor riqueza que puede obtener el ser humano. Amor, honestidad y humildad. Aún guardo en mi memoria algunos de los consejos de mi Padre quién falleció en el año 2002. "Estudia hija, prepárate por que un título es como el ábrete sésamo, el estudio es la mejor herencia que puede dejar un padre a sus hijos, por que si yo fuera un hombre rico y te dejara de herencia bienes materiales vendría otro más vivo y te despojaría de todos tus bienes, por ser simplemente una analfabeta como yo, por eso quiero que ustedes lleguen a ser más que yo, sentirme orgulloso de saber que mis hijos han alcanzado sus metas. Más también les digo, que no corran tras las cosas materiales, por que lo que hace a un gran ser humano son los sentimientos, valen más que todas las riquezas del mundo" Y con esas palabras grabadas en mi corazón seguí adelante, tratando de alcanzar mis metas. Más sin embargo el destino me deparaba otra sorpresa más. En el año de 1982 la vida me premiaba con el tesoro más grande de mi vida, una hija nacida del corazón Dariela waldina, por lo cual a la edad de 20 años contraje matrimonio con un empleado petrolero, procreando dos hijos más. Oscar Isaac y Ariadna Gabriela, dedicándome por completo a mi hogar. En el transcurso del tiempo volví a retomar mi carrera de Leyes la cual fue truncada nuevamente. Dios que es un Dios de orden y sabe para que pasan las cosas, tenía una sorpresa reservada nuevamente para mi. El bendito mundo de las letras, renunciando totalmente a la carrera de Leyes para dedicarme por completo a seguir expresando mis sentimientos. Más en ese tiempo vi decaer mi esperanza de lograr mis metas cuando de pronto un día, sumergida en mi soledad y mi tristezas, al entrar a una página de Internet, poemas 21.com, me di cuenta que yo también tenía la facilidad de escribir poemas ya que lo hacia cuando cursaba la secundaria, pero siempre creí que era delito hacerlo por haber sido educada a la" anti guita". Fue entonces que publiqué mi primer poema llamado...La Mirada Del Poeta, de ahí siguió. Un Grito de Dolor, de pronto un día recibí un correo de los poetas. Pancho Britos y Alex Muños invitándome muy cordial mente a participar en la Co. Es Po. Comunidad De Escritores y Poetas, no sin antes recibir un correo del escritor Argentino Néstor Lombardi, felicitándome por mis poemas publicados e invitándome a participar en las páginas llamadas Metáforas y Amantes de las Letras, una de las cuales administraba el gran escritor y amigo Ignacio Camaño, del cual obtuve un gran apoyo y al cual considero mi Padre Literario, y así sucesivamente seguí en este bello mundo de las letras aprendiendo de todos mis compañeros y amigos. Actualmente soy miembro de Creatividad Internacional, Desván del Poeta, Unión Hispanoamericana de Escritores, Fundación Literaria Argentina, El Amor es Libre. Ning. Com, Club Literario Cerca de ti, Desde Mi Alma, Jardín de Amor, como también en ciertas paginas de facebook como Poetas Mexicanos Siglo XXI, y Como Administradora de Poetas de Facebook, Mujeres, etc., etc. En el año 2011 con el apoyo del gran Escritor Mexicano, Jorge Miguel Valdés Ortiz como Editor, presenté mi primer Obra Literaria de manera virtual, en (Calameo) Editorial Pirata, llamada; Un Loco Amor Pintado de Adolescente. Genero, Comedia Romántica Con Chispas De Política Y Surrealismo, lo mismo que mi primer poémario Cinco Momentos de Melancolía, de ahí me inicio en el mundo de la Literatura Infantil con mi primer cuento: Leonardo Rey de la Selva, Don Saúl el Sapo y Doña Rana Inés, El Astro Rey Marinero y la Sirena Julieta Girasol, La Protesta de las Mariposas etc., Poemas Infantiles, Narrativas, y así sucesivamente he ido creciendo en este maravilloso y mágico mundo de las letras. " De la vida he aprendido que nada es fácil, que nuestros propósitos se logran con dolor, esfuerzo y sacrificio". He caminado en uno y mil sueños, me he derribado y me he levantado al mismo tiempo, porque en mi vida cada fracaso es una enseñanza, y así he aprendido a valorarme a mi misma. Yo le canto al amor bendito sueño de dos, pero también le canto al desengaño ingrato porque sé que somos humanos y fallamos aunque el alma ser fiel siempre ambicione, y al levantarme me sacudo la derrota y sigo adelante. Una derrota no me vence sino al contrario me da las armas para seguir caminando por esta vida incierta llena de espinas y traiciones. He aprendido a ser yo misma, a darme cuenta de lo mucho que valgo como ser humano, porque me doy en ti y en todos mis hermanos, porque lucho y en ello conquisto, el cariño sincero de tanta gente buena que es lo más valioso en este mundo. Por eso cuando sientas que caes vertiginosamente, acuérdate de un ser débil que fui yo, y verás que la vida es un juego de naipes al que hay que saber jugar, y le verás el lado positivo y le amarás. Porque Dios, nos hizo vencedores y como tal debemos actuar, nos dio las alas para poder volar y ante las derrotas saber triunfar, por eso cuando caigas levántate y no mires atrás, refléjate en el espejo del triunfo, y vuela sin detenerte porque hemos nacido para remontar el vuelo superando las derrotas. ¿EL POR QUÉ DE LA LITERATURA INFANTIL? A la temprana edad cinco años me subí por primera vez al arca de las letras cuando arribé a mi primera escuela, en ese entonces nos daban una hora de lectura; en nuestro pequeño salón teníamos la colección de Julio Verne, escritor Francés de novelas de aventuras considerado junto a H. G. Wells, uno de los padres de la ciencia ficción; afortunadamente sus cuentos habitaban nuestra pequeña biblioteca escolar: Un Capitán De Quince Años, Viaje al Centro de la Tierra, El Secreto de Wilen Storiz, La Isla Misteriosa, Cinco Semanas en Globo, 20 Mil Leguas De Viaje Submarino y etcétera. Así que los leí casi todos; los niños de esos tiempos teníamos los dos turnos en mañana y tarde, por ello es que nuestro tiempo era muy reducido no nos quedaba tiempo para jugar, sólo los fines de semana con los primos, pero en el recreo aprovechábamos un poco el tiempo para convivir y hacer amigos. Fue de ese modo que recorrí el mundo mágico de mi infancia entre libros y cuadernos; recuerdo que mi abuelo de nombre Severo Carreón Luna, nos visitaba seguido; él, venía de otro Estado de la República Mexicana y para mí, su llegada era vacacionar, como viajar, pues me gustaba mucho que me contara cuentos ya sea inventados por él mismo, o repetía los que había escuchado por ahí; y yo, emocionada, le pedía que no parara, que siguiera contándome y, él, me decía:--¡Cierra tus ojos que viajaremos a nuevos mundos… a nuevas aventuras!...--, así que aprendí a viajar en mi imaginación, era maravilloso para mí a tan tierna edad poder visitar el cañón del colorado en Arizona, las montañas, las playas, el bosque, jugar con los leones, panteras, tigres y toda especie de animales; hasta con víboras porque inclusive el desierto con sus maravillas visité. Y al regresar a clases les platicaba a mis compañeros y amigos los lugares tan interesantes que había ido a conocer; claro, en mi imaginación pero, aun así, era una experiencia fabulosa haber podido viajar con Julio Verne al centro de la Tierra. Y fue así que inicié narrando mis interesantes experiencias. Para mí, es muy importante iniciar a los pequeños a muy temprana edad con la lectura, fomentarles el gusto por ella, para que así aprendan a viajar por nuevos continentes, al mundo mágico del siempre jamás.

sábado, 20 de octubre de 2012

EL PRINCIPIO DEL FIN

                                                                           
                                                                           
Esa tarde a su regreso a casa vio a lo lejos una diminuta luz y, conforme se iba acercando hacia aquel fulgor, éste, se iba alejando de su mirada.
Cuando llegó hasta donde creía era el sitio de donde provenía originalmente, buscó algún indicio que le confirmara el lugar exacto, mas no logró su propósito; de esa manera, desalentado, picó espuelas para apresurar su camino; era común que a veces se le hiciera tarde y regresara ya entrada la noche.
Luego de dejar en el establo listo para dormir al “Negro”, el cual era el nombre del caballo de brillante pelaje, al poder arribar finalmente al calor de su hogar, después del saludo y mientras se quitaba la chaqueta para colgarla en un perchero junto a la chimenea encendida, le habló a su bella esposa en tono de confesión:
--No te lo había querido decir para que no pienses que estoy loco pero… ¿sabes?…--.
Captando con ello la atención de su mujer quien tejía a la luz de un quinqué con ayuda también del resplandor del fuego en la chimenea, siguió comentándole en el mismo tono:
--Algunas ocasiones al regresar del potrero… he podido ver una luz que se comporta de una manera extraña…--.
La mujer, precavida, le aconseja:
--Deberías de tener cuidado y llevarte una lámpara… seguramente debe ser un cazador y… así… con una linterna tú también… no puedes de ninguna forma confundirte en la oscuridad de la noche con algún animal…--.
Él, respondió seguro:
--No… definitivamente la luz no proviene de una lámpara… es algo mucho más grande… aparte de que da vueltas sobre su mismo eje…--.
Ella, intrigada, sin saber exactamente de qué le hablaba su esposo, dejó de lado el tejido y, poniendo entonces sí toda su atención en el asunto, comenzó a preguntarle cosas y detalles tratando de comprender lo sucedido; luego de un rato de charla, ambos coincidían y confirmaban una vez más, que la vida nos depara siempre sorpresas de todo tipo.

A la noche siguiente, el hombre decidió regresar un poco más temprano que de costumbre del potrero cuando, de pronto, el “Negro” dio un sorpresivo relincho que, a pesar de ser él un buen jinete, lo intempestivo y brusco del movimiento del cuaco quien en seguida echó a galope en dirección conocida, lo tiró de la silla de montar; segundos después cuando el caballo había avanzado un centenar de metros apenas, un gran reflejo lo iluminó tirado en el piso; asustado el hombre se levantó y echó a correr; el temor le invadió por lo que corrió y siguió corriendo pero de nada le valía, aquella gigantesca luz iluminaba todo el terreno.
Cuando ya no podía seguir por el cansancio, fue a protegerse tras una enorme roca y, de ahí, pudo ver todo el panorama; una gigantesca nave se dirigía hacia donde estaba él, y de su interior le lanzaban directamente aquella potente luz; de pronto, para su sorpresa, la nave se posó con suavidad a solo unos metros de donde él se encontraba guarecido detrás de la gran piedra; sin parpadear siquiera, siguió con su mirada atenta hacia todo lo que sucedía con ese monstruoso aparato sin perderse el mas mínimo detalle para, segundos después de que las luces giratorias detuviesen su frenético movimiento las cuales ahora sólo titilaban muy lentamente, ver entonces descender del mismo a unos hombres extrañamente ataviados con atuendos semejantes al brillo de aquellas intensas luces blancas ahora titilando al parecer con pereza, de tal suerte, que no logró ver sus rostros pues aquellos múltiples resplandores lo encandilaban.
Los hombres de cuerpos y brazos y dedos alargados, bajaron de la nave como buscando algo; asustado llegó a pensar que le buscaban a él, pero desechó rápidamente la idea porque, si esa hipótesis fuese cierta, ya estaría dentro de la nave; esos extraños seres iban tras otra cosa.
En cuestión de minutos aquellas criaturas quienes al parecer encontraron lo que buscaban, volvieron a subir para después despegar en vuelo nuevamente y, así, aquél hombre que se llevó el susto más grande de su vida, se preguntaba en la mente de manera frenética una y otra vez:
“¿Quiénes serán aquellos seres que le habían pegado tamaño susto?… ¿qué sería lo que buscaban en ese lugar?”
Casi tambaleándose del miedo emprendió su camino para, un par de kilómetros adelante, encontrar al “Negro” plácidamente pastando con tranquilidad y, temblando aún de miedo, logró subir a su caballo para encaminarse a casa mientras en el trayecto se hacía una y mil veces las mismas preguntas; al arribar se dirigió directamente a su recámara, aquella experiencia le había quitado hasta el apetito.

Al otro día era su jornada de descanso, por lo que fue en busca de un primo suyo quien a la vez era su compadre y quien, por su lado, sorprendido al verle llegar con ese semblante, presintió que algo malo le sucedía a su pariente.
Después de narrarle éste último los hechos, se dirigieron hacia el lugar donde había sucedido todo; grande sería la sorpresa de ambos cuando al llegar al sitio exacto donde se había estacionado la gigantesca nave, todo parecía estar quemado pero, al acercarse un poco más, se dieron cuenta que más que quemado, parecía óxido lo que había dejado aquella inmensa nave voladora de múltiples destellos.
Ansioso por saber de qué se trataba el asunto, el pariente apresuró el paso sobre su montura para acercarse y desmontar estando ya casi sobre la mancha en aquella parte de la pradera para, así, de esa manera, poderse poner en cuclillas y mirar mejor ese supuesto óxido cuando, de pronto, se escuchó el grito de sorpresa del compadre que se incorporó llamando al otro:
--¡Compadre… venga acérquese!…--.
Aquél se acercó y, lo que parecía oxido no eran más que diminutos gusanos. Todo el lugar estaba infestado de ellos. Por más preguntas que se hacían a sí mismos, no lograban comprender tan extraño acontecimiento. Sorpresivamente con una gran celeridad y como si se hubiesen puesto de acuerdo, millones de gusanos a la vez, saltaron sobre los dos compadres. Los caballos lograron huir pero, los dos hombres, nunca supieron ni se pudieron percatar siquiera que fueron el primer alimento que favoreció la invasión de la Tierra por seres llegados de otros mundos.



FIN.

Original de: Ma Gloria Carreón Zapata, el Sábado, 13 de octubre de 2012 a la(s) 19:12 ·
Edición Literaria: Miguel Valdés.



domingo, 9 de septiembre de 2012

AL INÉDITO HÉROE DEL METRO










Como centinela recorre la gran metrópoli sin decaer 
predicando a favor de la justicia social
dedicado en defender los intereses de los más necesitados
y el gran amor a su madre patria.

Protagonista de la historia de un valiente
activista por la paz que su vigor brinda sin cansancio
exponiendo su vida tras sus ideales políticos.

"liberar a su humilde pueblo de un gobierno tirano y corrupto".

Inmolando sus propios sueños y un gran amor tardío
de tus hazañas de valor hablará en un futuro la historia
aunque por ahora ignoren tu servil esclavitud en contra de la calamidad
tu obra jamás morirá,
renacerá en el corazón de los grandes hombres del mañana
inédito héroe mexicano ejemplo de amor y de bondad.

Él no busca puesto político ni mucho menos fama
como tampoco pretende llenar sus bolsillos con los impuestos del pueblo
ni mucho menos promete bajar las nubes del cielo
él solo busca controlar las lagrimas de su oprimido pueblo
un poco de paz, salud y trabajo ese es su ruego al Eterno
que le ha sido negado por superar la edad de los cincuenta
en un país donde no es válido ni el titulo ni la experiencia
donde la honestidad a la cual hace referencia Sócrates
ha sido arrancada a los mexicanos con saña, terror y muerte.

Con la palabra de justicia pretendes heredar a la niñez 
un nuevo mundo donde reine la justicia y la equidad
sin violencia apoyado por el Dios divino
tu único fin es terminar con las injusticias de tu mal gobierno
en tu mano derecha muestras la antorcha de la verdad
y en la izquierda la balanza de la equidad
cuán grande corazón revolucionario no te cabe en el tórax.

Nadie sabe tu penar solo yo tu amiga, testiga de tu llanto
cuando de impotencia lloras en mi regazo rasgando mi alma en mil pedazos
siguiendo tus pasos difundiendo voy tu valor y entereza
tú alma adormecida por el dolor y el estrés
va dejando huella de tu bravura, honestidad y tu grandeza
de alma pura blanca como tu barbada faz
caballero de elegante figura.
no desfallece tu servil esclavitud en contra de los tiranos.

Tu carácter especial y esa mirada de acero
que doblegan al más temible aventurero
y a mi me tiene a sus pies orgullosa de ser mexicana,
rindiéndole mi admiración y dedicándole mis modestas letras
convertidas en poemas, sonetos y prosas de mi autoría
en agradecimiento a la fiereza de tu noble causa.




Autora: Ma Gloria Carreón Zapata
En honor a mi gran amigo Agraviado Martinez por su noble causa.

martes, 28 de agosto de 2012

ORACIÓN DE UN NIÑO





COLECCIÓN INFANTIL DE ORO.

http://es.calameo.com/read/00014968008b71f8402f9

LA FIESTA DE VERANO: Cuento Poema. Literatura Infantil.



DON SAÚL EL SAPO Y DOÑA RANA INÉS: ( CUENTO) LITERATURA INFANTIL





DON SAÚL EL SAPO Y DOÑA RANA INÉS

En la inmediación de un bosque de árboles de nogal cercano a Villa De Fuente, en el Estado de Coahuila, habitaban los más curiosos animales, entre los que desde luego no podían faltar las ardillas y algunos conejos pero, aparte, había una serie de insectos y demás bichos viviendo también en las veredas del río que cruzaba la extensa nogalera; desde chapulines, libélulas, campamochas, camaleones, y unas orugas muy extrañas, feas, pensaba don Saúl, un sapo que estaba enamorado de doña rana Inés.

Cada amanecer la contemplaba y le clocaba serenata, diciendo:
--¡Croaaaac!... me quiero casar contigo…--, decía a doña Inés, y ella, ni pronta ni perezosa, dijo:
--¡Si… pero… con una condición…--.
Y don Saúl:
--¿Croaaac condición?...--.
Para recibir la respuesta de doña Inés:
--¡No quiero saber que le cloacas serenata a la rata Maruca!...--, que así se llamaba una rata quien era presumida y además muy traviesa y comunicativa y, quien por si poco fuere, estaba enamorada de don Saúl, el sapo; terminando la rana con su advertencia y a la vez condición:
--Sólo a mi me traerás serenata…--.


Doña rana Inés, era de armas tomar, así que, todos los bichos del bosque tenían qué andarse cuidando de no propasarse con ella y, de esa manera, el matrimonio batracio pasaba sus días en constante alegato pues, doña rana Inés, era muy peleonera; aunque el cariño y el amor de don Saúl el sapo, eran más que suficientes para aguantar paciente cada vez y, luego de la rabieta de su amada Mujer, sonriendo con su gran boca y sus también enormes ojos enamorados, acercarse con un ágil brinco a ella para rápido contentarla con mimos, besos y arrumacos.

Mientras, por otro lado, algo más adentro en el bosque habitaba también doña Michu oruga; ella, era quejambrosa y muy antisocial. Un día, cuando don Saúl el sapo estaba trabajando en una charca cercana al río, vio que una hoja se caía y, de pronto, en seguida escuchó un grito desesperado:
--¡Ay… auxilio… por favor… alguien que me ayude!...--, era doña Michu oruga, quien en un grito desgarrador pedía ser salvada; de esa forma don Saúl el sapo, no se hizo esperar pues era todo un caballero.

Así era la vida de todos ellos en el bosque, en un entorno dichosamente bucólico y, además si llovía, tenían en donde resguardarse pues, todos los bichos corrían y volaban hacia el gran árbol del hueco pero, doña rana Inés y don sapo Saúl, eran felices porque ellos eran de la charca que les quedaba muy cerca del vetusto árbol casi milenario, y de esa forma, los demás bichos eran muy buenos amigos ayudándose entre sí.

Cierta mañana nebulosa, escucharon el rumor de unos hombres que llegarían de lejos; venían a talar los árboles y, eso, era en verdad muy preocupante, ¿qué harían las ardillas y todos los animales si les talaban su bosque de nogales?, sería una verdadera lástima además porque había aparte de toda clase de deliciosas nueces, tan nutritivas para los animalitos de la inmensa nogalera, como para los seres humanos.

Entonces entre todos maquinaron un plan en donde nombraron a don sapo Saúl de encargado, ya que era un valiente caballero y contaba también con una potente voz; él, tendría qué hacer que esos hombres se fueran aunque, para eso, hubo de citar en la inmediación cercanas al árbol más viejo del bosque, a todos los animales y bichos que en la misma nogalera habitaban teniendo qué hacer don sapo Saúl, labor de convencimiento por todo el bosque en el sentido de que, desde luego, la urgente reunión era para apoyo de ellos mismos y sus propias familias.

Llegado el día de la junta entre todos los habitantes del frondoso lugar, antes de que empezara presidida por don sapo Saúl, pensaron que se terminaba el mundo ya que, de pronto llegó doña ardilla Ma Antonia que era comadre de la rata Maruca, y les fue explicando mientras caminaba nerviosa entre la gran concurrencia quiénes eran esos hombres y a qué vendrían muy próximamente pues, al ser allegada a la rata Maruca que tan bien conocía el poblado y era como ya se dijo, muy comunicativa también, estaba al tanto de las últimas noticias del mundo humano.

Y así pasaron los días y la preocupación aumentaba con el paso del tiempo; fue entonces que a doña rata Maruca se le ocurrió ir al pueblo de Villa De Fuerte con un diablo de ruedas para comprar y luego poder transportar de regreso hacia el bosque, algo que necesitaría de forma imprescindible llegado el momento pues, de lo contrario, esos hombres terminarían saliéndose con la suya, dándole con ello un buen golpe a la Madre Naturaleza.

De esa forma un día en la mañana, la buena de la rata Maruca le dijo a Maruquita, su hija:
--No te alejes mucho del nido por favor… ya sabes que puede ser peligroso… solo paso con don Salomón el búho que me va a prestar algo… y me voy… pero vuelvo pronto… no te apures…--.
A lo que Maruquita respondió obediente:
--Sí mamá Maruca… no te apures… que solamente saldré cerca a tomar el Sol… no me alejaré… te lo prometo…--.
De esa manera y confiando en su hija pues la sabía obediente, doña rata Maruca partió a la ciudad y, al poco de su regreso, de pronto, todos los animales del bosque sintieron que la tierra temblaba; eran camiones que llegaban y salvo Maruca, los demás, se asustaron pues no conocían lo que había en las ciudades y pueblos; sólo la rata quien era asidua a visitar a los humanos en el cercano poblado o inclusive a la lejana ciudad, y quien gracias a ello en ésta tan temida como esperada llegada, fue sin pensarlo dos veces a intentar parlamentar con los hombres en un último esfuerzo para hacerlos desistir de llevar a cabo su lúgubre tarea; aunque desgraciadamente no tuvo éxito pues no la recibieron y sí sucedió al contrario, ya que trataron inclusive de eliminarla pero, afortunadamente para todos los demás animales del bosque, la rata doña Maruca logró escapar llegando a ocultarse al sitio en donde tenía lo que había ido a traer al poblado más cercano, que era precisamente Villa De Fuente, Coahuila.

Don Saúl el sapo por su lado acudió varias veces en las noches en un intento vano de llamar su atención con su gran voz para que se percataran del mal que harían de seguir con los planes de talar y acabar con la nogalera, preguntando en cada ocasión estando ya cerca de las tiendas de campaña:
--¿Por croaaac quieren destruir nuestro hábitat?...  ¿se croaaac cuenta que solamente lo harán por migajas… y por la ambición del empresario dueño de las maquinarias… que sólo por eso pronto acabarían con el bosque?...--, todo esto sucedía y el sapo don Saúl, iba y se los repetía cada noche mientras los humanos armaron sus casas temporales adonde dormirían mientras arruinaban esa parte de nuestra Madre Naturaleza; cada anochecer acudía don Saúl el sapo sin lograr nada, sino al contrario, sólo que los hombres le arrojaran pedradas para que se callara y los dejara dormir.

Al mismo tiempo por esos días, llegaron a vivir en las cercanías del bosque unos niños con sus papás quienes procedían de Cerros Blancos, Nuevo León, sólo que hubieron de cambiarse de aquella población debido a una delicada situación familiar y, de esa forma los tres pequeños entonces, saliendo a jugar por ahí conocieron a la Maruquita, hija de la rata Maruca.

Se hicieron amigos presentándose con respectivos nombres; el mayor de los tres, un niño muy inteligente y líder del trío, se presentó diciendo:
--Me llamo Emiliano… mucho gusto… soy el más grande de mis hermanos…--.
Quien le seguía de estatura a su derecha, dijo:
--Mucho gusto también… mi nombre es Emilio y soy el de en medio…--.
En seguida, una bella niña al otro lado del mayor, expresó cariñosa:
--Encantada de conocerte Maruquita… soy Julieta y me gustará jugar contigo…--.
Por su parte, la pequeña ratocita, sonreía enseñando sus dientes, para decir con alegría:
--¡Sí… sí… sí!...--.
De esa forma y habiendo hecho amigos en el bosque los tres, todas las tardes salían a jugar con los bichitos que habitaban la nogalera; por su parte los insensibles tala-bosques, empezaron ahora sí junto a sus poderosas herramientas a prepararse para llevar a cabo su objetivo sin importarles las diarias súplicas de don Saúl el sapo principalmente, a quien ahuyentaban a pedradas cada vez que se aparecía a croarles su desesperación tratando de evitar la tragedia, de la misma manera que los demás bichos como los mosquitos quienes acudían en tropel por las noches a picarlos, en un vano intento de evitar el sacrificio del bosque, pues era su único hogar.

De esa forma, llegado el día tan temido por todos los habitantes de la inmensa nogalera, cuando se escucharon todos los aparatos y herramientas en acción, los animales intensamente nerviosos, paseaban y corrían para acá y para allá sin encontrar respuesta a esa injusticia que se estaba cometiendo sobre ellos y su hábitat.

Entonces, la rata doña Maruca, se armó de valor y fue a buscar lo que había ido a traer hasta el pueblo de Villa De Fuente y, ya sin el carrito que le había prestado el búho don Salomón, como pudo, arrastró una lata de metal que colocó cerca de unos cables de corriente eléctrica provenientes de un ruidoso generador y, derramando el contenido del envase metálico cerca de donde ella estaba, se puso en seguida a roer la extensión de los serruchos eléctricos, en el instante cuando comenzó a soplar el viento en dirección a el gran bosque de todo tipo de árboles de nogal.

De tal suerte que, luego de quitar con sus filosos dientes el plástico que rodeaba a los cables de luz, éstos comenzaron a hacer chispas incesantes que, junto a la gasolina derramada por la misma Maruca, de inmediato iniciaron un incendio del que ella fue la primera víctima; las llamas ayudadas por el viento, volaron por los aires yendo a internarse en la parte del bosque en donde jugaban los tres chiquillos con Maruquita, quien no se percató de lo sucedido a su madre, del gran heroísmo que mostró para salvar el bosque.

Mientras cerca de ahí, los demás bichos desesperados no encontraban la manera de apagar el fuego que ya se extendía a la profundidad del bosque y, así, todos desesperados corrían pensando solamente en salvar sus vidas cuando, en el campamento, en el momento en que los hombres dormían la siesta después de la comida, don sapo Saúl, croacó tan fuerte, que logró despertar a los trabajadores, quienes hasta entonces alcanzaron a escuchar los gritos desesperados de los niños en la lejanía; en seguida se incorporaron rápidamente y salieron corriendo para ver qué era lo que estaba sucediendo y, ya para ese entonces, gran cantidad de animales y bichos estaban cerca de las tiendas intentando hacerles ver la necesidad de su ayuda para salvar al bosque y sobre todo a los tres niños,  pues las llamas se iban extendiendo irremediablemente.

Los hombres en ese momento también sabían con certeza que el incendio terminaría con el gran negocio del empresario que los empleaba como taladores pero, ahora eso, en esos momentos angustiosos y lo sabían, era lo que menos importaba, lo verdaderamente importante, era salvar a esos niños que estaban en peligro encerrados por las llamas que se acercaban a ellos tres sin remedio.

Por su lado el clamor de todos los animales hacia los humanos, era:
--¡Por favor... todos los animales y los bichos perderemos nuestro hábitat si no se hace algo urgente…--, gritaba también doña rana Inés, diciendo en seguida:
--¡Con problemas con mi marido y todo… pero somos muy felices en el bosque... ayúdenos por favor!…--.
Maruquita gracias a su tamaño, pudo escapar del fuego para venir a avisarle a su madre el peligro que corrían sus nuevos amigos, y solamente llegó para percatarse de la desgracia ocurrida a su heroica progenitora, doña rata Maruca; pero era también tan grande el cariño que sentía por sus amiguitos humanos, que no le importó y acudió con los hombres para con angustia en la voz, decirles:
--Sí… sí… sí… es por allí… están Emilio y Emiliano y Julieta… hay qué salvarlos… sí… sí…. sí…--.

Ya para esa hora, los bichos comenzaron a correr y correr dentro del bosque para salvar sus vidas, el sapo don Saúl, se acordó de doña Michu oruga, y se preguntó a sí mismo:
--¿Qué pasaría con ella?...--, y, viendo que su esposa estaba ciertamente a salvo por el momento, de pronto tomó una valiente decisión y, luchando contra el fuego brincó a saltos largos para poder llegar a la hoja donde habitaba doña Michu oruga, y se preguntaba clocando:
--¿Cómo es posible que se me haya olvidado salvar a doña Michu oruga?...--, y así, batallando en medio del fuego siguió buscando la hoja en donde vivía doña Michu oruga, sin obtener respuesta, y pensó:
--¡Pobrecilla… el fuego arrasó con ella!...--.

El sapo Saúl, tuvo que hacer un gran esfuerzo para poder salvar su propia vida aunque por fortuna, en ese momento dejó de soplar el viento que alimentaba con su soplido la tragedia y, los hombres por su lado, al ver el valor demostrado por el valiente sapo a quien todas las noches corrían a pedradas para que los dejara dormir, y sabiendo a los tres niños en un inminente peligro de morir, amén de ver las condiciones atmosféricas favorables al cien por ciento, se armaron también de valor, y se pusieron con todas sus fuerzas posibles a combatir las incendio forestal y, poco tiempo después, entre todos ayudándose unos a otros, hombres y animales del bosque, pudieron controlar el fuego que, en realidad, no pasó a mayores gracias a que el viento amainó en el preciso instante.

Maruquita, acompañada de sus amigos humanos a quienes por fortuna solamente se les tiznaron los cachetes, no dejaban de llorar al mirar a la madre muerta; por su parte don sapo Saúl, estaba muy triste por no haber podido salvar a doña Michu oruga y,  de esa forma, no pudo contener las lágrimas y se puso a llorar también de tristeza para el disgusto de su mujer, doña rana Inés; de pronto, sobre él, unas alas de bellos colores volaban agradeciéndole su preocupación por ella, era doña Michu oruga que se había convertido en la más hermosa mariposa, y estaba arrepentida de haber vivido alejada de los demás pues, se había perdido el privilegio de disfrutar de la compañía de todos quienes demostraron que eran sus aliados y amigos.

Por su parte los hombres, estaban arrepentidos y avergonzados, agradeciendo a doña rata Maruca que, gracias a su travesura la cual costó en sacrificio su propia vida, pudieron salvar el bosque y a sus habitantes. Los hombres, apenados se despidieron de los bichos, habían aprendido la lección y prometiendo que nunca más volverían a talar árboles.

Al rato, los niños estaban felices platicándole a sus papás lo buenos que eran los bichos que se cuidaban y ayudaban entre sí como una gran familia, aunque, hubo un momento de tristeza cuando, Emiliano, dijo:
--¡Pobre Maruca… se sacrificó por el bosque!…--.
Emilio entristecido también, cambió repentinamente su expresión para preguntar entusiasta a sus padres:
--¿Podemos traernos a Maruquita?... ¡para que no esté sola!… ¿sí?...--.
Contagiada Julieta, comenzó a brincar feliz pidiendo con su dulce voz:
--¡Sí… sí… que se venga Maruquitaaaa!... ¡y que el bosque se llame ahora… Nogalera Maruca!...--.
Los dos hermanos mayores apoyaron la idea y, Doña Gloria y Don Miguel, como se llamaban los papás, agradecidos de que los niños estuviesen bien, accedieron a traerse a la pequeña Maruquita, y a llamarle así al frondoso bosque.

Don sapo Saúl y doña rana Inés se prometían amor eterno, los bichos aplaudían de dicha al verlos felices y, por su lado Emiliano, Julieta y Emilio, aprendieron que cuando fueran grandes, nunca permitirían que se talaran los árboles del bosque por que los bichos eran indispensables en nuestra gran cadena alimenticia.

Un buen ejemplo a seguir, pensaron también los taladores habiendo aprendido la lección al darse cuenta de que, los bichos, estaban unidos y se apoyaban entre sí, mientras los humanos destruían el planeta.

Y COLORÍN COLORADO ESTE CUENTO SE HA TERMINADO

Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata.
Edición Literaria: Miguel Valdés.
D.R. 2011.

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...