viernes, 12 de diciembre de 2014

¡HOY NO QUIERO ESCRIBIR POESÍA!





Hoy este día no quiero escribir poesía
quiero evitar que mis ojos se cubran de vaho,
no deseo que sepan que mi alma 
esta suspendida en el piélago de la melancolía.


Más bien quiero reposar en el silencio
y creer que antaño fui feliz a su lado,
aunque mañana nuevamente 
la tristeza estruje mi alma.


Deseo perfilar las nubes de coloridos tonos
y al piélago le quiero diseñar en sus argentadas aguas,
una escalerilla donde pueda bajar al Campo de Neptuno
a reunirme con mi amado que reposa en lo incomprensible.


Y ahí junto a él contar las caracolas
una a una, y sobre ellas escribir mis versos de amor,
un cariño tan profundo como el de Romeo y Julieta
sin embargo;
esta vez no quiero transcribir mis sentimientos,
que me hagan recordar aquellos bellos momentos.



Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.
Imagen tomada de Google.

LUCES DE HUMANIDAD






En esta Noche Buena que se acerca,
a Dios le voy a implorar
que todos los niños del mundo
disfruten de la navidad.

También le voy a rogar
por un mundo de Amor y paz,
dónde reine la Justicia y la Equidad
y que ningún niño del mundo
se quede sin festejar.

A Santa le pediré
una muñeca que exclame,
que grite a los cuatro vientos.
¡Hagan conciencia humanos
protéjanse los unos a los otros!

Movimiento de Poetas del Mundo
encendamos las luces de la hermandad,
asegurémonos que ningún niño
se quede sin su colación de navidad.



Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.
Imagen tomada de Google.

DESILUCIÓN






Hoy los oleajes del pensamiento 
se arremolinan en mi memoria, 
mordisqueando uno a uno 
los secretos de mi crónica
que guardados tras el laberinto 
de mi fingido gesto,
sangran y  manchan los días 
de mis presentes juicios. 

Sin darme cuenta ha pasado el lapso 
y arrugado el recuerdo 
de aquél tenebroso mañana 
que salpica despiadamente
la tranquilidad del alma.
¿Cómo hablar del presente 
sin haber superado el pasado, 
de que forma trasmitir Paz 
si mi alma no encuentra 
el reposo anhelado?

No obstante, 
figurando como espectadora 
de la vida sigo viva, 
intentando salir avante 
de este crucigrama 
en que se ha vuelto mi existencia. 
Quiero decir que la vida 
no me ha hecho justicia.

Y hoy deambulo solitaria 
por el acantilado de la decepción, 
en lo que el dolor se apila 
en mi torpe corazón,
sin creer en nadie más 
que en mi propio temor.

Más a pesar de todo... 
en lugar de maldecir 
 la vida le agradezco 
esta gran bofetada 
plantada en el alma, 
porque gracias a ello, ahora,
tengo los pies puestos en la Tierra,
y el corazón en la punta del raciocinio.

Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.
Imagen tomada de Google.


¡COMO TÚ, NINGUNO!



Paladeo lo exquisito de tus hibleos besos, amor,
libo de tu mirada serena que hipnotiza,
el faro de la esperanza me abriga hoy
mi bien amado.  
!Como tú, ninguno!

Oraciones son tus palabras 
cuando proclamas mi presencia,
y tus manos benditas rodean mi talle,
suspiro de gozo mi leal caballero.
¡Como tú, ninguno!

Mi mirada se deleita al ver tu distinguido porte;
gentil hombre que con sólo mirarme me subyugas,
y sólo te contemplo embelesada 
y en silencio te bendigo y digo.
¡Mi bien amado como tú, ninguno!

Eres el mar que en su oleaje me lleva a nuevo puerto seguro
con la certeza de que ahí los dos formaremos nuestro nido,
y más allá de la lumbrera y las estrellas navegaremos
hasta llevar a cabo lo que la vida nos tiene destinado,
por eso y por muchas cosas más, testifico mi adorado.
¡Como tú, ninguno!

Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata
Imagen tomada de Google, Sean Connery.

MONÓLOGO DE AMOR





--No es que pretenda justificarme al querer alejarme de ti--, musitó Elena. Su rostro reflejaba la tristeza que sentía al darse cuenta que todo había llegado a su final, aunque de su parte aún lo amaba.
Lo que ocurre es que cada cosa tiene su fase en la vida, no fue alguien más que se inmiscuyó en nuestra relación, por supuesto que no. Fui yo quién decidió poner punto final a nuestro agobiante idilio, que desde un principio nos separó en lugar de unirnos sin darnos cuenta. Y sabes a que me refiero, si. 

Tú me rotulaste, como se marcan los bueyes por sus legítimos dueños, para hacer creer al mundo entero que te pertenecía, cuando ambos sabíamos que nadie es dueño de nadie.Y yo, a prohibirte amistades que desde hacía años habías cultivado. Los celos y el egoísmo se fueron apoderando de nuestras vidas.

Hoy que ha pasado el tiempo, me pongo a meditar en nuestra situación, creo que fue la mejor decisión. Ya habíamos perdido el interés el uno al otro. Cada uno había tomado rumbos diferentes, ya nada era igual entre nosotros. Otros intereses nos unían.

Ambos reclamábamos nuestro espacio, cuando en un principio deseábamos fusionarnos. Y ahora en lugar de sentir alegría al conversar, sentíamos terror a nuestras propias exigencias y reclamos, que cada día se hacían más insoportables y terminábamos discutiendo.

Y el amor mi querido señor, es como las aves que vuelan libres sin nada que las encadene, el amor se da sin condiciones, como bien dice la frase del gran indio Sioux.

 "Si quieren que el amor entre ustedes perdure vuelen juntos pero jamás atados".

Y no significa que esté feliz, ni mucho menos que haya dejado de amarte al haberme alejado de ti, sin embargo ahora siento que me he liberado de un gran yugo. Y supongo que igual te sucede.
Al fin he comprobado que el amor, tiene sus etapas; en un principio todo es amor y dulzura, y al paso del tiempo nos va exigiendo más y más hasta que todo se vuelve rutinario poniendo punto final a la relación.


Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...