sábado, 7 de febrero de 2015

UN NUEVO AMANECER




El celaje encapotado ha zarpado y desde la cima contemplo el horizonte despejado.
Mi alma se inunda de promesas pincelando el regocijo de nuevas fantasías,
y a mi lado tú...
que sin temer a nada desvistes tu alma y me brindas ternura.
Sin pensarlo tomo tu mano me poso frente a ti y veo,
unos ojos cetrinos que hacen juego con el verde dehesa,
y delira mi mente al mirarme reflejada, y ciñéndome a ti,
¡me besas!
En lo que yo, apasionada saboreo el exquisito sabor de tus labios,
¡que delicia!
Te palpo, me tocas admitiendo, que es la fuerza del amor que nos fusiona.
Eufórico el viento se mece en un misterio en el atardecer que de soslayo grita.
¡Que locos!
En lo que tú y yo, seguimos contemplando la luna
afines los dos con la promesa de alcanzar un sueño,
abrazados a la brisa de un nuevo amanecer pincelado de esperanzas.

Autora: Ma Gloria Carreón Zapata.
2 de febrero de 2015 a la(s) 1:15

1 comentario:

  1. Tierno, y apasionado poema. Muchas gracias por tan bellas palabras. Me encanta seguir sus escritos . Bendiciones.

    ResponderEliminar

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...