lunes, 19 de marzo de 2012

AMOR DE AQUEL VERANO












                                                                           
Titulo: Amor De Aquel Verano. 

                                                                                                     
Ayer purifique las penas que de pasadas lunas colgaban por mi delicado talle
con mis sollozos enjuagué los recuerdos de un pasado tormentoso
que como un puñal clavado laceraban mi alma enamorada
aquel romance se rompió como se quiebra un cántaro derramando su preciado líquido
aunque quise unir los mil pedazos no me fue posible.

Pretendi recuperar la miel que se escurrió por mis temblorosas manos
y hoy nuestro amor está guindando de nuestro destino.

Ya sus ausencias divulgaban el desenlace final
mientras su silencio me anunciaba a gritos que había terminado nuestro gran amor
y sus ojos indiferentes ya no tenían aquel brillo de antaño
solo me miraban con hastío sin mirar.

Y esa palabra de ternura que pronunciaba tantas veces enmudeció en sus labios
ya no hubo un te amo, ya no requería de mi presencia
y al primer error de mis torpes manos
un sonido de vociferación salía de su garganta.

Cuando una daga atravesó mi pecho
y mi lengua muda se volvió ,
como fantasma se tornó mi alma
vagando entre la luz y la penumbra del silencio,
el sueño de un verano florecido entre sus brazos, terminaba.

Ya nunca más veré sus pupilas que con frialdad me gritan... ya no te amo
mientras nuestro lecho frío se volvió.
ese lecho testigo de nuestra entrega total
y el verso que tantas veces le leí con ilusión lo engullo mi alma
y la luna color cerúleo se escondía consternada en la tenebrosa noche.

Adiós amor  lo nuestro fue una bella quimera que juntos tejimos aquella primavera
un sueño de amor de dos almas solitarias que creyeron en un feliz mañana
pero en su despertar al contemplar la realidad, 
se dieron cuenta que sus vidas estaban enlazadas a otras vidas
y que todo había sido solo una bella utopía.

Pero... Nunca dudes que te amé,
te amé contracorriente
remando en contra del destino
que como remolino se llevó nuestro cariño.






Autoria: Ma Gloria Carreon Zapata.

2 comentarios:

  1. Qué triste saber que Usted siente eso, Señora mía... =( !!!!

    ResponderEliminar
  2. Nada que ver con mi vida privada estimado amigo, me gusta cantarle al amor pero también al desamor, gracias por su comentario, saludos cordiales, escritor.

    ResponderEliminar

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...