miércoles, 27 de octubre de 2010

PUERTO DE DESESPERANZA








Navegando en los remolinos del olvido
haciendo a un lado peñascos de ilusiónes
oblígada no obstante a internarme
en la oscura soledad de mis quebrantos.


Corriente abajo mis lágrimas formáron
el río del abandono unido al mar...
océano magestuoso, amargo y salado,
cómo mi suerte contra la corriente.


Suerte hechada al engaño y al dolor,
de sentírme presa de un torrente de ilusiónes,
y de prónto........nadar contra corriente,
como nada un náufrago desesperado...
por salvar su vida, en la plétora convulcionada,
tratando de vivír al desengaño.


Para que amar tanto si de prónto un día
termina todo como termina la jornada
dejar resquicios solo de caricias
y seguir viviendo solo de remembranzas.

Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.
Ilustración de tomada de la red.

1 comentario:

  1. Espléndido poema, permítame que aparquemos las desesperanzas, en una esperanza ansiada. Amar es maravilloso y nunca se ama demasiado, no importa cuánto dure ese amor, pero mientras exista entregarse en cuerpo y alma. Gracias Gloria.
    Manolo

    ResponderEliminar

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...