martes, 8 de septiembre de 2015

ENTRE MIL AROMAS






El viento, el sol y las estrellas
testigos son de este impoluto sentimiento
el mar, la noche y la lumbrera,
engalanan nuestro sueño en primavera.


El soplo del cierzo me trae los mil aromas
que inhalo desesperad amente enamorada
mis manos ángel de amor…
no descansan dibujando tus rasgos sobre mi almohada.


Es verano y siento tu cuerpo tórrido a mi lado
el brillo que despide tu mirada confundo con la Luna nueva
me dice la forma en que me estas amando
como yo que te amo con el corazón en la mano.


Próximo está el otoño en visitarnos
trémulo mi cuerpo te desea
igual qué el primer día de nuestra entrega
en que fui pétalo de seda entre tus manos 
 huyó el invierno de tan sólo contemplarnos.



Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.
Imagen tomada de Google


3 comentarios:

  1. Un precioso poema querida amiga.Un placer ingresar al espacio de tus letras.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias estimados autores amigos por su visita y sus bellos comentarios. Un cordial saludo desde México.

    ResponderEliminar

INÚTIL ESPERA.

Hoy me invade aquel recuerdo  de luna y cielo estrellado  veo el cerúleo despejado  de tus ojos más me acue...