martes, 2 de julio de 2013

EL DIBUJO



Ella.-Calla, que la noche está muy fría
Y la luna aun no aparece
Ven siéntate a mi lado
Y enjuaga esa lágrima de antaño.

Él.-Te contaré la historia de un amor fallido
Era como rosa con aroma a primavera
Pero se truncó la esperanza de amarla a ella
Aunque la recuerdo por que la he dibujado.

Ella.- Las penas son muy malas consejeras
Cuéntame ¿quien era esa mujer que te ha tocado el alma?
Que así como la lluvia se alejó
Y el viento la perdió en su ira.

El.- No vale la pena recordar
Nunca tuve la dicha de tenerla entre mis brazos
Pero aún así la amaba
Como se ama al más tierno retoño.

Ella.- Que dicha tener un amor así
Que te amen sin siquiera conocerte
Y aún así sin condiciones
Que tonta mujer la que amaste en el pasado
Dime por favor ¿quien es, la conozco?

El.-Era la luna vestida de tul
Su boca color de rosa y la cara de porcelana
Su imagen era el de una diosa
Y su elegante andar semejante al vaivén del viento.

Se alejó cabizbajo así como se va la tarde
Como se va la esperanza ante el desengaño
Y le dejó el dibujo entre sus temblorosas manos
Y ella lloró pues era demasiado tarde.


    • El, le contaba como su vida fue en ciertas ocasiones, un infierno, hasta que la conoció y su vida cambió de la noche a la mañana. Tuvo que conformarse sentirla y amarla en el silencio y la distancia, más cuando detrás de una ventana se encontraban, la magia y la fantasía volaban en ambas direcciones, hasta perderse en las grandes llanuras de los océanos de las galaxias. Más nunca dejó de perder la esperanza, la fe, el deseo de que sus almas al final del trayecto se encontraran. Nadie sabe cuánto sufrió y lloró, solo recordarla producía un mar de lágrimas, de suspiros y de palabras sin respuestas. Hizo de su vida, un monasterio, un misterio, buscando en las papeleras alguna nota escrita por ella, que le pudiese decir que también le añoraba. y pasó el tiempo, a veces sin contacto, otras sin mensaje y se acostumbró a vivir sin olvidarle, sin encontrarla, sin el más mínimo saludo. Sabía que ella era feliz, que había encontrado el amor y eso le llenaba de emoción, porque por encima de cualquier cosa, siempre quiso su felicidad, se la merecía, después de tantos sinsabores, por nada en el mundo querría dañarla, con su dolor bastaba. Pero siempre le quedó la duda, ¿qué hubiese sido en otras circunstancias?, ¿se hubiesen amado como nunca nadie se amaron?, fibras y sentimientos a ambos no le faltaban.




Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata.

2 comentarios:

  1. Hermoso poema, pleno de sentimientos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gloria amiga uuffffffffff me has dejado boba y me has conmovida que historia de amor tan linda y triste a la vez claro que se puede amar a través de un dibujo , o la silueta en tu memoria at ravés d las letras de forma intensa uuffffff precioso cuento , en el medio un poema lleno de ternura y añoranza precioso, digno de ser destacado , besos mil desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...