martes, 2 de julio de 2013

TRINOS DE AMOR

Ayer, que iba camino al hospital. Vi como unas aves se encontraban jugueteando sobre las ramas. Se veían felices, sin estrés, sin ninguna preocupación. En lo que yo, vivía a diario  toda tensionada por los turnos tan pesados. Y sin poder evitarlo, seguí manejando a vuelta de rueda sin dejar  de asomarme de vez en cuando  por el retrovisor del coche. La curiosidad de saber que hacían esas aves después de gorgoritear y de jugar, había logrado inquietarme. Al llegar al hospital el portero corrió a abrirme la puerta del coche.

-¿Buen día Doc. que tal esta el tráfico a esta hora de la mañana?- me preguntó .
-Bien Vicente, ya sabes como se pone el congestionamiento de autos, por el lado de periférico, que si no es porque  me levanto a las cinco de la mañana, creo que nunca llegaría...-le respondí.
-¿Quiere que le traiga su yogur y su juguito fresco?
-No, no te preocupes me preparé un emparedado antes de salir de casa.
Me dirigí a urgencias, pensando nuevamente en aquellas aves, que cada mañana, me regalaban su precioso canto.
-¿Como es que hacían ellas para estar contentas siempre?, me preguntaba.

-¡Hola Doc, buen día! -Mucho paciente la espera.
En ese momento una de las enfermeras interrumpió mis pensamientos, para luego, después de unos minutos seguir haciéndome la misma pregunta.
-¿ Que hacían ellas cuando se enfermaban?, -o tal vez, si no experimentaban el estrés, no enfermaban.
Después de haber terminado mi turno, pasé a lavar mi coche que de viejo hacía ruidos por todos lados. No sin repetirme la misma pregunta de esa mañana.
-¿Como es que esas aves, que sin trabajar se alimentaban a diario?
-¿Como era posible que yo viviera toda estresada y malhumorada, por el cansancio, y apenas dormir unas cuantas horas?.
Aparte, que hermosos y coloridos plumajes cubrían su piel, ellas era libres, y no vivían sujetas a ningún horario.
Aparte, imaginarme un mundo sin aves, que insípida me pareciera la vida.

"Tanto tengo que agradecer a mi Dios por tantas maravillas. Las aves melodiosas, la naturaleza, la vida, el sol, la fertilidad, la familia, el amor, tantas cosas que los humanos no valoramos, por correr tras las cosas vanas".


Autora: Ma Gloria Carreón Zapata

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AUGURIO

Dulce melodía tu voz amor con la que me enamoras cada día tiempo que me observas con afición perderte nunca me resignaría. ...