AQUÉL BESO ROBADO



En la víspera silenciosa nació aquél lejano nuestro
beso de ambas bocas donde brotó un amor boyante
minúsculo rayo de luz, la ilusión por adorarte
del sonido de tu voz un sensiblero verso delirante.

Sorbimos las benditas fuentes, ahí tiritaron nuestros dientes
no olvido aquél mimo robado, hibleo, ávido apasionado,
antojo, que nunca más en la vida he probado
servimos al amor obsequio del sol que en locura sublime rayó.

En ése largo beso sé fundieron nuestras efímeras almas
prendada, enamorada te veía, te veía con embeleso
mi corazón no encuentra reposo, sigue de ti preso
inolvidable beso birlado me ha robado hasta la calma.

¿Cómo olvidarte para dejar así de amarte?
me robaste un beso y yo robé tus sueños
si tu mirada fuera daga aún la traería clavada
si tus ósculos veneno, el óbito me abrazara,
capricho del hado fue aquél placentero beso robado.

Imagen tomada de Google.

Comentarios

Entradas populares