lunes, 27 de septiembre de 2010

DARDO ENVENENADO





Agazapado como un lobo
 el dardo a su presa lanzó, haciendo estragos en su corazòn, 
inocente, pobre ilusa  en sus palabras creyó  y cayendo de rodillas
presa fàcil se volviò, lo amó como nunca mortal soñó
  con un amor desenfrenado que a la
muerte la llevò.



Ahora dìcen el ingràto llora su infortunio en el balcón,
 tarde vino a darse cuenta 
 cuanto también la amó, sufre y llora
 lobo hambriento de pasiones y de amor,
sufre y llora arrepentído de haber roto un corazón.


Ella llora noche a noche  al piè de un farol  es el fantasma
de su vìctima que murìo de desilusión  yo no se si este es tu caso
 o te identifìques con el  has conciencia el daño que
hacen al jugar con el amor, sentìmiento limpio y puro
bendecido del creador.


Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...