jueves, 18 de septiembre de 2014

BENDITA LOCURA










Y me llamaba loca
sólo porque estaba enamorada,
paseaba sobre nubes de algodón 
me bebía la esencia de las flores
hablaba con los ríos, con las aves, las rosas
 con la brisa de la mañana,
mis sueños tejía de noche 
también de madrugada 
jugando con las estrellas
 los sembraba en el jardín 
de mi alma ilusionada.

Y me llamaba loca 
porque a él no lo amaba,
 amaba al poeta
ese que teje versos, 
los tira al viento, y llora
cuando ve al niño que gime 
ante el infortunio,
mi amor era del bardo 
que también me adoraba
un loco apasionado 
que besos me enviaba con los pájaros, 
con el viento y con la misma alborada.

Dos locos poetas que hablaban 
de lo mucho que se amaban 
corrían tras el viento cantándole al amor
disfrutando del gorjeo de las aves 
se recostaban sobre la sábula mojada 
bebiéndose el mar con la mirada,
viendo pasar el tiempo 
que se tomaban también a bocanadas.

Y me llamaba loca 
porque escribía versos de amor
 le dedicaba al juglar 
mis más puros sentimientos
una loca enamorada del amor
de la vida y del mismo Dios
quién me otorgó el favor 
de poder transcribir mis sentimientos,
cantándole al amor y también al desamor,
 bendita sea la locura.

Y me llamaba loca porque pisaba descalza la vida,
superando obstáculos.



Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata
Imagen tomada de Google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INÚTIL ESPERA.

Hoy me invade aquel recuerdo  de luna y cielo estrellado  veo el cerúleo despejado  de tus ojos más me acue...