sábado, 15 de agosto de 2015

¿Y POR QUÉ NO?












Candorosa se presenta la mañana vestida de gala
y un resplandor la viste de gloria.
¡Que loca! Murmura, 
¿enamorarme ahora? 
¡Va! él me provoca, 
y una pícara sonrisa brota de su boca. 

¿Y por qué no? 
Si en invierno también brotan flores 
crecen la camelia, la caléndula del cabo, 
la margarita de los prados. 

A lo lejos el tifón murmura 
¡El amor, el amor está sentado a tu lado! 
disfrazado de requiebros 
aunque tus años declinen. 

En un santiamén se perdió la aurora,
de la mano del señor Sol, 
dejando atrás una estela de opacidad 
mañana, mañana nacerán nuevos tallos de felicidad . 


Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

INÚTIL ESPERA.

Hoy me invade aquel recuerdo  de luna y cielo estrellado  veo el cerúleo despejado  de tus ojos más me acue...