viernes, 26 de abril de 2013

MISERIA

Lloraba el subconsciente del mortal 
en la mano del poderoso caballero, don dinero
de apáticos sentimientos corrompidos
lavando la conciencia en vino
por el desprecio hacia el desvalido,
una víctima más del atroz destino.

La penuria deambulaba engalanada de amargura
y la esencia de su suerte derramaba por la hambruna
necio ignorante que olvidas que la vida,
pesa menos que un granito de sábula mojada.

Y a lo lejos ululaba la cordura avergonzada
de divisar la abundancia desgajar la hogaza
y meterse arrogante en las fauces del pudiente
transitando indiferente de lado del indigente.

Clamando se paseaba la aflicción sin saber que hacer
al ver al plebeyo habitando en lúgubres moradas de cartón
dibujando el sello de la plata sobre techos laminados
¡Oh! bendito Dios que mitigas el dolor de mi linaje
y la verdad lloró implorando misericordia al cielo.

Cuanto lujo en el verbo disfrazado de oración
cuanta santurronería en el alma del humano
qué llegó al umbral de la vejez
y nunca tendió la mano a su hermano.

Suertuda desgracia que este día guardaste silencio
engullendo la necesidad de mi pueblo.

Autora: Ma Gloria Carreón Zapata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...