sábado, 10 de enero de 2015

DUENDES TRAVIESOS





Tres duendes traviesos, 
decoran el pino 
para poner el pesebre
del Bienaventurado niño.

El hada madrina
les trajo regalos
y las piñas del piñonero,
los muy bribones
en la banca se durmieron.

Uno soñaba
que Santa llegaba,
otro, que afuera nevaba
y el último y más travieso,
que navidad comenzaba
y globos al cielo lanzaba.

El hada madrina
en coro cantaba
al ver que no despertaban.
Din-din dong-dong
este sueño terminó.

Noche Buena ya llegó
ha nacido el niño Dios
ya Santa se marchó
y la cena se llevó,
alarmados los duendes despertaron,
y al redentor alabaron.

Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRE NUBES BLANCAS.

Navego atónita entre nubes blancas cubierta de ósculos dulces ternezas su boca recita palabras francas amo sus insuperables...