sábado, 10 de enero de 2015

¡NACÍ PARA ADORARTE!





Tirria tengo de la cristalera
cuando se asoma a contemplarte 
de en medio de las nubes 
y acaricia tu birrete,
furia tengo contra el viento 
que se arrulla en tu barbilla.


Pero más sospecho de las estrellas,
que te iluminan cada noche de luna

y en tu mirada serena
se mece la alborada 
adornada de nuevos brillos.

Y siento en mi pecho un nudillo,
más al verte parezco un corderillo
y cuando más me propongo a olvidarte,
mi alma testaruda más se empeña en amarte.

Que más quisiera yo que olvidarte.
¡Más te amo cada instante!
más te encuentro sin buscarte,
pero tus índigos ojos que me fascinan
ellos me buscan cada instante 
por lo tanto me doy cuenta.
¡Que nací para adorarte!


Autora: Ma. Gloria Carreón Zapata.
Imagen tomada de Google.
De Alan Ayers

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRE NUBES BLANCAS.

Navego atónita entre nubes blancas cubierta de ósculos dulces ternezas su boca recita palabras francas amo sus insuperables...