sábado, 2 de julio de 2011

CIUDAD HERIDA

Sábado, 11 de junio de 2011 a las 8:40




Un gigantesco iceberg de maldad ciñó el crepúsculo de rojo,
un cóncavo misterio de ambición la envolvió en tinieblas
derrumbándola para sorpresa de sus hijos,
a punto estaba de alcanzar el título de la gran metrópolis
cuando un sopor infernal envolvió la noche tamaulipeca.

Un régimen de justicia proclamaba su boca
cuando el otoño aullando soltó las hojas
cual frío viento que vuela destruyendo ilusiones
y suspendida vio injusticias, maldad y muerte.

Aurora que destruyó la dicha de un progreso superior,
de pronto tembló y quedó en tinieblas
y su envidiable prosperidad turbia se volvió
llevándose la esperanza de un mañana mejor.

Sus hijos lloran escondidos su cruel desdicha,
los ríos de agua cristalina en hiel y rojo carmesí se volvieron,
sus calles trampas mortales son ahora zona de guerra
y truenan como truena el cielo cuando llora.

Sus amplias avenidas posibles mortajas yacen heridas,
truenan y relampaguean igual al firmamento,
la elegante dama erguida como tal ha sido derribada
violada, humillada, y desnuda en harapos se ha vestido.

Cuando antaño en sedas y lino fino la engalanaban sus pozos petroleros,
ahora hace pocos años hasta su infancia a sido mancillada y pisoteada…
Reynosa, tus pájaros no son balas y nosotros seguimos siendo Humanos,
Tamaulipas, tu Estado y tu gente lamentan la destrucción masiva,
 México, tú país y tu Pueblo aúllan heridos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...