miércoles, 20 de julio de 2011

GERMINÉ EN PLENILUNIO



miércoles, 20 de julio de 2011 a las 9:03


Mientras las estrellas
guindaban firmes en el universo
la luna y el mar se unían bajo el firmamento
en lo qué yo sustraía las dulces mieles de tu boca.

Entre tanto tú acariciándome lentamente
con tus petalos en flor recorrías mi silueta
la noche era quieta y el silencio
dormía soñando que fuera eco entre sus manos
disfrutando así de nuestros apasionados gemidos.

Sosegada noche de quieta entrega
en que en tus brazos me sentí la reina
de un mágico jardín florecido en primavera
abriendo mi cuerpo lentamente
como el capullo abre los pétalos al verano

Libando de el néctar dulce de la entrega,
extasiados de un apetito feroz
como lobos hambrientos
nuestros cuerpos germinaban.

Noche callada de plenilunio
en que hasta las estrellas
titilaban con mayor resplandor,
debatiendo al murmullo con
el canto de los grillos que
danzaban suavemente
la bella melodía "Venecia sin ti".

Fue la realización del más grande sueño de mi vida
fue el deseo retenido varias lunas al fin consumado
fue en plenilunio en que el pétalo 
desprendió la esencia con sabor a ti.

Fue el silencio que al fin gritó
¡Ha germinado el viejo capullo!
y esa noche sublime,  noche de gala,
 

5 comentarios:

  1. Hermosura de poema. Belleza de versos. Saludos. Jorge.

    ResponderEliminar
  2. -Precioso poema de versos abigarrados de amores prndidos...

    ResponderEliminar
  3. Preciosísimo poema!! me ha gustado mucho!!! mil estrellas, mi verso favorito

    la noche era quieta y el silencio
    dormía soñando que fuera eco entre sus manos

    ResponderEliminar
  4. Bendita la entrega en que desprovista de atuendos te rindes en la magia seductora, dejando todo de tí... Y llevando a la magia el placer sin límites... Entrega total en un sosiego que parece no tener descanso...

    ResponderEliminar

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...