viernes, 1 de julio de 2011

DIALOGO DE LA BUSQUEDA




ÉL.-¿De que color son tus ojos quietos remanso?
Musitó con su melodioso y varonil acento
¿acaso serán azules como el extenso cielo
o es que quizá son verdes como las esmeraldas?

Ella.-¿Acaso usted caballero podría decirme
el color que en sus pupilas tiene el amor?
y un profundo silencio los invadió a los dos
haciendo eco y bailando sobre las nubes de los ensueños.

Y...desde ese momento la ilusión vistió el rebozo de gala
y la luna empezó a mecerse sobre la celeridad de la luz
que tiene la noche cuando la abraza el gran lucero apasionado
y yo en ese momento calcé las zapatillas de la esperanza.

Y en ese instante sentí su rostro aproximarse al mío
hipnotizándome  por completo le amé sin ningún remedio
de viejas noches ya le soñaba imaginando que me besaba
cuando en sus brazos me sentía amada y cortejada.

El.-¿ Eres acaso la musa que confió dormida sobre la quieta nube en espera del amor
o eres aquel perfume que se llevó el viento a su paso
y lo ha regresado nuevamente en su vaivén?
por que yo...soy aquel caballero que siguiendo señales
voy en busca de mi musa perdida en el túnel del tiempo.

Ella.- Mis ojos caballero los llevo prendidos en mi pensamiento
ya no miro ya no alimento mi cuerpo
solo vivo pensando en vos...
mis ojos negros son de la noche,
y de pronto ha calzado la luna las zapatillas de la ilusión.

Y al momento se dio la vuelta
depositando en mis temblorosas manos
la vieja fotografía de cuando tenía yo quince años.

Él.-Luna…eres tú la musa de mi pasión.



Autoría: Ma Gloria carreón Zapata

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...