viernes, 1 de julio de 2011

LA MUSA LE CANTA A SU POETA











Hoy amanece y me he postrado en el dintel de tu ventana
con mi violín de miel en la mano y un puñado de rosas rojas
entonando suaves notas del corazón que su ritmo acelera
como el aire mueve en primavera a sus delicadas hojas.

Hoy te traigo serenata tocando la sinfonía más suave
como el arrullo del viento que mece la ilusión
pero mi voz de la emoción se quiebra a raudales
y nuestros ojos derraman dulces lágrimas musicales.

Cuánta delicia degusta el oído con detalle y con calma
cuando nuestras lenguas bailando al compás se buscan
tumultos de dicha y epílogos de sensaciones
se derraman en cascadas acariciando tu alma.

Cuando mi melodía toca tu cuerpo
te acaricio entero al compás musical
y tu mirada me sigue primero como si cantara
conjugando muy sutilmente la melodiosa palabra amor.

Te toco, te acaricio y nuestras almas se mecen en un arrullo
y la felicidad danza con barullo a nuestro alrededor
la fragancia y el candor de las notas de la esperanza
y con suavidad el re mayor no tocado pronuncia un anhelado te amo.


Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata

2 comentarios:

  1. Hola quería María Gloria, vine a tu rincón a disfrutar tus versos, que lindos!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola querida amiga y gran escritora, es un privilegio tenerte en mis humildes letras, gracias por tu visíta, besitos.

    ResponderEliminar

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...