viernes, 1 de julio de 2011

MORIR SIN TI



 24 de junio de 2011 a las 10:30



¿Acaso imaginas amor los tristes inviernos que pase en tu ausencia?
lentos pasaban mis días en soledad  y poco a poco congelaban mi alma
la vida solo me ofreció odios, pólvoras y dagas
y me arrastró perdiéndome en un mundo de tristezas
sobre las olas de un mar abierto navegué perdida.

¿Acaso imaginas amor el martirio que pasé al no tenerte conmigo?
codo a codo luchando por salir ilesa en mi constante lucha
es la verdad más incierta de mi vida pero aun hay peores
tu tristeza amor yo también la viví dentro de mi
punzando a diario en mi triste corazón vacío.

Pero el orgullo me mantuvo en píe
ante las adversidades que me marcó el destino
y hoy te confieso amor que por un momento cerré mis ojos y morí
mi vida es el secreto plasmado en sangre,
sentí la nausea de la vida y el placer de vivir lo perdido.

Y la esperanza se estrelló en el vacío
y renuncié para siempre a la vida
como renuncia el sediento al encontrar el manantial
de agua viva que brota para ser bebida
veía mi triste alma como poco a poco expiraba
y así quieta me quedé para siempre dormida.

Sabia mujer no mueras mira
no te acobardes ante las grandes pruebas del destino
lo miré, nos miramos, de pronto contemplaba al sol
 y en ese instante me envolvió el brillo de su fulgurante luz
resucita mujer me dijo que no todo en la vida está perdido.

No era el sol que murmuraba
eras tú que a tu llegaba de lejos al verme de rodillas me adorabas
sapiencia del erudito al saber
que en esta vida solo muere el cobarde que se rinde ante las adversidades.

Cuando las fuerzas lo abandonan despiadadamente
y resucité, al ver que había mucho aun por hacer 
quererte para así verte feliz
y cuidarte como el más grande tesoro en este lagar de la vida
resucitando así y venciendo  a la tristeza que me enterraba junto a mis sueños
morí, resucité y vivo ahora para ti.

Autoría: Ma Gloria Carreón Zapata.
http://www.wix.com/magloria/poesiayluz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...