jueves, 20 de abril de 2017

ÁMAME




Pasó el golondrino satisfecho
contento proclamaba un gran encuentro
llevaba el corazón triste y  maltrecho
su amor del alma lloraba por dentro.


Ven, átame a tus alas vagabundo, 
pegame a tu pico fiel peregrino
al amor que profesas yo me hundo
seguiré amado la vida, en mi camino.

No contengas las ansias de quererme
ámame aunque dolor te cueste 
aun la savia te azote al poseerme

Me atosigue la muerte por quererte
¿suerte? Muero día a día por verte
del dolor y la soledad, ven a quererme.

Imagen del reconocido ilustrador Alan Ayers.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...