domingo, 2 de abril de 2017

NAVEGANDO SUEÑOS.



Hay en el horizonte un halo de luz
que trasciende hasta el argentado
en el se deleita mi apasionada mirada 
cada día más enamorada.

Veo aparecer entre la arenisca
la imagen de mi amado,
¡ah! ese andar ligero que tanto quiero
él es mi adorado trovero.

Talante, sabe cuanto le adoro
que por él suspiro, y de alegría lloro,
por él vivo y sin él de dolor muero
mi amado rimador, a ti me adhiero.

En su barca se mecen mis sueños
en su corazón de poeta, mi alma inquieta,
en sus ojos, en esos sus ojos 
navega la ilusión en una enorme goleta.

Imagen tomada de Google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRE NUBES BLANCAS.

Navego atónita entre nubes blancas cubierta de ósculos dulces ternezas su boca recita palabras francas amo sus insuperables...