lunes, 3 de abril de 2017

PENSANDO EN TI.




Tus manos blancura mate 
como la plata
que me acarician 
con ternura y amor, 
dos aves que vuelan 
haciendo surcos en el azur 
buscando la eternidad, 
dos alas ligeras que plasman 
sobre el firmamento
un sentimiento que nace 
de la soledad, 
que incierto busca 
tu nido y el mío, 
para formar un hogar. 

Amor, cuando veo las estrellas 
que titilan a lo lejos, 
creo ver tu rostro glorioso 
que sonríe, y es entonces 
que sobre lienzo dibujo
 tu amor y el mío, 
esperando ver llegar 
el ansiado día 
de estar junto a ti. 

Y me inquieto amor, 
cuando siento la tarde aprisionada 
caer sobre mis hombros, 
y ansiosa busco tu boca
 deliciosa para saciar mi sed de ti, 
así alimentar la esperanza 
de un mañana mejor,
y juntos volar hacia 
la luz de la libertad.

¡Oh, si sus besos 
se posaran en mi boca!
quizá la vida no me supiera 
a derrota,
si sus ojos no dejaran 
de mirarme ni un instante
mi alma no sufriera 
al dejar de contemplarle.

Ese dolor que se clava 
como lanza en mi pecho
cuando por algunas horas se ausenta,
magulla mi alma,
¡que tormento!

Es él, quien remueve 
las fibras de mi ser,
él, quien por un beso 
se ha metido en mi alma
y sin él, me siento errante 
deambulando entre nubes
querido y dulce amado mío, 
en nuestro lecho embalsamado 
seguiré por siempre
tejiendo versos para ti cisne mío.

En lo que mis manos seguirán
contando las estrellas 
en una noche de luna llena,
emulando a las aves 
que se echan a volar
hacia el Imperio de los aires,
y así, se me va la vida 
regocijada, echándote de menos
y pensando en ti, alma mía.

Imagen del reconocido ilustrador Alan Ayers.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTRE NUBES BLANCAS.

Navego atónita entre nubes blancas cubierta de ósculos dulces ternezas su boca recita palabras francas amo sus insuperables...