domingo, 2 de abril de 2017

ELIXIR DEL AMOR.





Mi alma un día tuvo un sueño
que se escapó fugaz como el trueno,
quise detenerlo más fue imposible
era el amor que se fugó en ancas.

Un potro feroz, una llama partida en dos, 
quimera volátil, ilusión febril,
hoy te recuerdo en éste mes de abril
dejando atrás sólo aciagos despojos.

Huyó perdiéndose en lontananza
hoy, cabizbaja siento el frío de aquel ayer,
un sabor amargo paladea mi boca
minuto a minuto mi voz le invoca.

Señor, Señor fue bella ilusión
amar como un día amé yo,
perdónale Señor, dañar no fue su intención
fui yo, sólo yo quién bebió el elixir del amor.

Imagen del reconocido ilustrador Alan Ayers

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MAMÁ

Torrente de ternura pilastra mi morada me mimas con dulzura divina madre amada Tus ojos y mirada tus manos tu sonrisa ...